La Telemedicina puede fallar si no se adapta a pacientes

  • Ángel Molina Cano FEA Neumología. Hospital de Hellín
  • Francisco Javier Callejas González FEA Neumología Hospital General Albacete
  • Francisco Agustín MIR de Neumología Hospital General Albacete
  • Josefa María Panisello Royo Medicina Interna FUFOSA. Barcelona
  • Javier Cruz FEA Neumología Hospital General Albacete
  • Pedro J. Tárraga López Medico Familia EAP Zona 5 A. Albacete
Palabras clave: Telemedicina, Asma, Enfermedad Pulmonar obstructiva crónica

Resumen

Introducción: El asma es una de las patologías crónicas más prevalentes del aparato respiratorio,  suponiendo un importante problema de salud en momentos de exacerbación y mal control de la  enfermedad.
En la mayoría de los casos diagnosticados, el seguimiento habitual y conocimiento de la enfermedad por parte del paciente ayuda a reducir de forma considerable el número de crisis y la sintomatología  asociada. No obstante, diversos factores pueden enmascarar el correcto control del asma, tales como la  afectación según estacionalidad, la situación asintomática en periodos Inter- crisis o incluso, patrones de seguimiento médico preestablecidos sin conocer la situación actual del paciente.
La telemedicina es una herramienta que permite interactuar a distancia con los pacientes, brindando  posibilidad de objetivar el control de la patología e incluso modificar pautas de tratamiento. Hoy por  hoy, donde el desarrollo tecnológico es una realidad, esta posibilidad ha dejado de ser una utopía para  convertirse en una opción más para el seguimiento médico.

Objetivo: Comparar el grado de control entre pacientes asmáticos con seguimiento telemático y  pacientes sin seguimiento telemático. 

Método: Realizamos un estudio prospectivo, aleatorizado, triple ciego, en una población de pacientes  asmáticos seguidos habitualmente en las consultas de Neumología del Complejo Hospitalario  Universitario de Albacete empleando como metodología una plataforma digital accesible a través de  conexión a la red (ordenadores/teléfonos inteligentes), que permiten al paciente ofrecer al médico que  lo sigue información básica de forma diaria sobre el control de su enfermedad.

Resultados: Participaron 46 sujetos (25 grupo estudio y 21 grupo control). La cumplimentación  farmacológica ha sido superior al 95% en los que han utilizado asiduamente el sistema. El Peak flow de  los pacientes del estudio sufre un incremento del 7% respecto de los valores iniciales.
Más del 50% de los pacientes habían aumentado su tratamiento antes de entrar en el estudio, desde su  inclusión en el estudio ninguno ha tenido que aumentar tratamiento. Incluso un 25% ha disminuido la  dosis de tratamiento. Han mejorado su nivel según el tratamiento base un 32% de los pacientes.A los  tres meses únicamente un 26% de los pacientes del grupo estudio y un 10 % del de control cumplían  con la introducción de datos incluso tras los avisos que se emitían del portal, por lo que pese a los  buenos resultados se decidió suspender el estudio, avisando a los pacientes.

Conclusiones: El seguimiento a medio-largo plazo de los programas mediante telemedicina se constata dificultoso. Tiene que hacerse una adaptación de la telemedicina a los pacientes y a la inversa.

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Citas

American Thoracic Society. Standards for the diagnosis and care in patients with chronic obstructive pulmonary disease and asthma. Am Rev Respir Dis 1987; 136: 225-244.

Barnes PJ. New Concepts in the pathogenesis of bronchial hyperresponsiveness and asthma. J Allergy Clin Inmunol 1988; 83: 1013.

Barnes PJ, Johnsson B, Klim JB. The cost of asthma. Eur Respir J 1996; 9: 636-642.

Barron WM, Leff AR. Asthma in pregnancy. Am Rev Respir Dis 1993; 147: 510-511.

Boulet L, Chapman KR. Asthma education. Chest 1994; 106: 184-196.

Barry PW, O'Callaghan C. Inhalation drugs delivery from seven different space devices. Thorax 1996; 51: 835-840.

British Thoracic Society. Guidelines on the management of asthma. Thorax 1993; 48 (Supl): 1-24.

Campo A, Galdiz JB, Pascal I, Sobradillo V. Asma en urgencias: ¿podemos disminuir la tasa de reingresos tras el alta? Arch Bronconeumol 1999; 35: 529-534.

Cimas JE, Arce ME, González ME, López Viña A. Estudio de los factores relacionados con la morbilidad del asma. Arch Bronconeumol 1997; 33: 389-394.

De Diego A, Casan P, Duce F, Gáldiz JB, López Viña, Plaza V. Recomendaciones para el tratamiento de la agudización asmática. Arch Bronconeumol 1996; 32: 1-7.

Fanta CH, Rossing TH, McFadden ER. Glucocorticoids in acute asthma: a clinical controlled trial. Am J Med 1983; 74: 845-851.

Abramson MJ, Bailey MJ, Couper FJ, Driver JS, Drummer OH, Forbes AB, et al. Are Asthma Medications and management Related to Deaths from asthma?. Am J Respir Crit Care Med 2001; 163: 12-18.

Fraj Lázaro J, Duce Gracia F. Medidas de evitación alérgica en el asma. Arch Bronconeumol 1999; 35: 345-356.

Global initiative for asthma. Global strategy for asthma management and prevention. National Institute on Health. National Heart, Lung and Blood Institute. NIH Publicación n.o 95-3659. Enero de 1995.

Grupo de trabajo de la SEPAR. Normativa sobre diagnóstico y tratamiento del asma aguda y crónica. Barcelona: Ediciones Doyma, S.A., 1996.

Grupo de trabajo de la SEPAR. Normativa para la espirometría forzada. Arch Bronconeumol 1989; 25: 132-142.

International consensus report on diagnosis and treatment of asthma. National Institute of Health. Publicación n.o 92-3091. Marzo de 1992. Eur Respir J 1992; 5: 601-641.

Jones et al. Salmeterol xinofoate in the treatment of mild to moderate asthma in primare care. Thorax 1994; 49:971-975.

Lederle FA, Pluhar RE. Tapering of corticosteroid therapy following exacerbation of asthma. A randomized double-blind placebo controlled trial. Arch Intern Med 1987; 147: 2201-2203.

Carmen Rodríguez de Castro, Alberto J. Ordóñez, Pedro Navarrete, F. Javier Gómez Jiménez y Manuel J. Castillo. Aplicación de la telemedicina al control de enfermedades crónicas: telecontrol de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Med Clin (Barc) 2002;119(8):301-3

L. Otero, A. López-Viña, L. Sánchez-Agudo, M. Carmona, J.A. Fragua, P. García-Sagredo, M.A. González, A. Muñoz, M. Pascual, C.H. Salvador. El futuro de los cuidados “asma y telemedicina”. REV PATOL RESPIR 2005;8(SUPL. 1): 62-63.

Van der Palen J, Klein JJ, Rovers MM. Compliance with inhaled medication and self-treatment guidelines following a self-management programme in adult asthmatics. Eur Respir J 1997; 10:652-657.

Steel S, Lock S, Johnson N, Martínez Y, Marquilles E, Bayford R. A feasibility study of remote monitoring of asthmatic patients. Journal of Telemedicine and Telecare 2002, vol 8; n5: 297-301.

Francisco Jódar-Sánchez, Francisco Ortega, Carlos Parra, Cristina Gómez-Suárez, Ana Jordán, Pablo Pérez, Patricia Bonachela, Sandra Leal, and Emilia Barrot Implementation of a telehealth programme for patients with severe chronic obstructive pulmonary disease treated with long-term oxygen therapy. J Telemed Telecare. 2013;vol. 19, 1: pp. 11-17.

Josep Comín-Colet, Cristina Enjuanes, José M Verdú-Rotellar, Anna Linas, Pilar Ruiz-Rodriguez, Gina González-Robledo, Núria Farré, Pedro Moliner-Borja, Sonia Ruiz-Bustillo, and Jordi Bruguera. Impact on clinical events and healthcare costs of adding telemedicine to multidisciplinary disease management programmes for heart failure: Results of a randomized controlled trial. J Telemed Telecare , 2015

Pascual M, Muñoz A, González MA, Fragua JA, García-Sagredo P, Otero L, Márquez-Montes J, Luque M, Monteagudo JL, Salvador CH. Airmed-Cardio 2: Descripción del Sistema. CASEIB 2003; 227:230.

Publicado
2018-01-31